Causas del estrés y distrés de los gatos en la clínica veterinaria

Como auxiliar de veterinaria, bien sabemos que los gatos son animales muy sensibles a cualquier mínimo cambio, por lo que meterlo en un transportín y llevarlo a un centro veterinario, lo estamos exponiendo a una situación muy negativa que le va a causar mucho estrés. Esta experiencia también afecta a los propietarios, que reducen al mínimo las visitas a los veterinarios para evitarles el mal trago a sus queridos gatos, lo cual afecta de manera directa a los animales, ya que en muchas ocasiones con unas visitas regulares se pueden detectar con antelación patologías que ponen en riesgo la salud del animal.

Cada gato es único y diferente, por lo que las posibles causas que les pueden ocasionar estrés también lo son, dependerá las experiencias previas que ese animal haya tenido así como de su propia genética.

Para los gatos, el estrés y el distrés comienzan incluso antes de llegar al centro veterinario, el hecho de meterlo en el transportín y sacarlo de casa, en muchas ocasiones prácticamente a la fuerza y con prisa, le va a causar miedo/ansiedad, ya que le estamos sacando de su entorno habitual.

Si a esto le añadimos el meterlo en un coche, los ruidos del mismo, los movimientos (baches y paradas), los balanceos del transportín cuando los llevamos andando y el que se ven expuestos dentro del transportín, los hace sentirse vulnerables.

Si el animal ha estado antes en la clínica y no se ha seguido un protocolo cat friendly, es posible que tenga asociado experiencias negativas lo cual le va a provocar que tenga miedo/ ansiedad.

Por ese motivo es tan importante que a los pacientes felinos se les tengan muy en consideración a la hora de manejarlos y mantenerlos en un centro veterinario. Nosotros, como Auxiliares veterinarios, somos los que realizamos la mayor parte de las manipulaciones durante su estancia u hospitalización, y es muy importante que sepamos como reducirles o incluso evitarles en la medida de lo posible el estrés.

Cada vez hay más gatos como animales de compañía, por lo que es más frecuente que tengamos este tipo de paciente en las clínicas y hospitales veterinarios. Por lo que es vital que entendamos que una especie totalmente diferente a los perros y conozcamos la manera correcta de manejarlos.

Los felinos son depredadores, cazadores solitarios y acostumbrados, por regla general, a vivir solos o en grupos con un número de animales reducidos por naturaleza. Son metódicos y territoriales, y no están acostumbrados a los cambios de rutina sin “consentimiento”. Como depredadores solitarios siempre permanecen alerta para atrapar a sus presas, además de que evitan exponerse a situaciones potencialmente dañinas. 

Cualquier cambio puede ser considerado un factor estresante, alterando su rutina y generando los cambios fisiológicos y de comportamiento que definen el estrés. 

Fisiológicamente, el estrés, genera diversas respuestas fisiológicas, durante un episodio de estrés o distrés, se producen alteraciones neurológicas, hormonales e inmunitarias. Las principales respuestas a estas situaciones son causadas por:

  • El sistema simpático-adrenal, provocando un aumento de catecolaminas (epinefrina (adrenalina), norepinefrina y dopamina) las catecolaminas ayudan al cuerpo a responder al estrés o al miedo, y preparan el cuerpo para reacciones de “lucha o huida”.
  • El eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, que provoca un aumento de la concentración de glucocorticoides (afectan el metabolismo y tienen efectos antiinflamatorios e inmunodepresores) y hormonas relacionadas.

Algunas de las consecuencias fisiológicas del estrés son:

  • Hiperglucemia
  • Aumento de la tensión arterial
  • Aumento de la temperatura rectal
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Alteraciones en los resultados de los hemogramas (leucocitosis por neutrofilia y linfocitosis)
  • Agregaciones plaquetarias

Como puedes comprobar, el estrés provoca diversos cambios en el organismo del animal, pero no solo podemos encontrarnos cambios fisiológicos, también pueden producirse algunas patologías relacionadas con el estrés, vamos a nombrar algunas de ellas:

  • El estrés genera la liberación de cortisol, que dependiendo de su concentración y el tiempo de duración del evento, posee características inmunosupresoras, por lo que hay más posibilidades de desarrollar enfermedades infecciosas o del sistema inmune, como pueden ser el herpes virus o la peritonitis infecciosa (PIF).
  • Los gatos con ansiedad pueden desarrollar patrones de conducta impulsivos como el acicalamiento excesivo, llegando a causar patologías dermatológicas
  • El estrés es reconocido como el “gatillo” en un complejo grupo de alteraciones en distintos sistemas, denominado “Síndrome de Pandora”. Las patologías normalmente son de las vías urinarias inferiores (hematuria, disuria, poliuria), sin embargo, muchos animales presentan alteraciones de otros sistemas, también originadas por el estrés, como patologías gastrointestinales (vómito, diarrea, pérdida del apetito), dermatológicas (dermopatías alérgicas y psicogénicas), del sistema inmunológico y cardiovascular, o que evidencian las complejas interacciones neuroendócrinas de este síndrome. 

Como conclusión, podemos decir que el estrés es un factor que afecta de manera negativa a la salud física y mental de nuestros pacientes felinos. Por ese motivo, los auxiliares de veterinaria, debemos de estar formados y preparados para saber prevenir y minimizar estas situaciones tan negativas en nuestros pacientes felinos, consiguiendo que tengan una estancia más llevadera en los centros veterinarios y así, evitando que se alargue su recuperación.

Me gustaría agradecer a Luis Miguel Expósito, de CATHALLA TERAPEUTA FELINO, por enseñarme tanto y por crear una formación junto a AuxCliVet que está orientada a las necesidades que tenemos los auxiliares de veterinaria en nuestro día a día tratando con los pacientes felinos. Gracias por hacer los centros veterinarios un sitio más acogedor y tranquilo para nuestros gatos.

Si te interesa aprender más sobre este tema, te recomiendo la formación de Minimización del estrés en pacientes felinos, te dejo el enlace directo abajo.

Bibliografía:

Estrés y salud del gato – isfm

Respuestas comportamentales y fisiológicas en situaciones de estrés en el perro y el gato –  http://hdl.handle.net/10803/669554

AAFP and ISFM Feline-Friendly Handling Guidelines – https://doi.org/10.1016/j.jfms.2011.03.012

Behavioral awareness in the feline consultation: Understanding physical and emotional health – https://doi.org/10.1177/1098612X18771204

Feline stress in a nutshell — why does it occur, how can it be recognised, and what can be done to alleviate it? – https://doi.org/10.12968/vetn.2017.8.4.192

Amber Crookshank

Enfermera veterinaria registrada en RCV

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
0

Deja una respuesta