fbpx

Hematología veterinaria

Como definición amplia, podríamos decir que la hematología, es una rama de la medicina que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías relacionadas con la sangre y los órganos hematopoyéticos.

Esta definición tan simple, podemos ampliarla si tenemos en cuenta que los laboratorios de hematología veterinaria, no solo se analizan muestras biológicas de pacientes con patologías hematológicas, sino también de pacientes con otras patologías, y que el fin de estos análisis no es solo a modo diagnóstico, sino también preventivo, terapéutico o de seguimiento.

Por lo tanto, podríamos engruparlo dentro de 3 principales secciones:

  • Sección de citología: es la encargada del estudio de las células sanguíneas y sus precursores, tanto desde el punto de vista funcional como estructural.
  • Sección de hemostasia: se encarga del estudio de la coagulación sanguínea, en sus dos principales aspectos de hemostasia y trombosis.
  • Sección de banco de sangre y hemoterapia: estudian la compatibilidad de la sangre y los componentes sanguíneos.

El principal objetivo del laboratorio veterinario es la búsqueda de la salud de nuestros pacientes, por ese motivo es necesario garantizar todos los procesos de calidad analíticos, para obtener resultados fiables.

Como cualquier otro laboratorio, debe tener un sistema de gestión de calidad, este sistema se basa en determinar los procesos adecuados para el buen funcionamiento y obtener una mejora continua, debe estar avalado por la normativa ISO vigente en cada momento.

Gracias a la determinación de estos procesos, se define el buen funcionamiento y se obtiene los recursos necesarios para formar al personal y garantizar unos resultados óptimos.

Procesos operativos

En el procedimiento analítico, se deben tener en cuenta las 3 fases que lo componen:

  1. Fase preanalítica: recepción y revisión de las peticiones y muestras.
  2. Fase analítica: realización de pruebas, validación técnica y control de calidad.
  3. Fase postanalítica: validación facultativa, elaboración, emisión y entrega de informes.

Procesos de apoyo externos

Los laboratorios veterinarios también realizan procedimientos de apoyo, estos procesos no dependen de ellos, sino que son externos. Los procesos más importantes que podemos destacar son:

  • Mantenimiento de los aparatos y las instalaciones.
  • Compras y gestión de almacén.
  • Limpieza y desinfección.
  • Gestión de recursos humanos.
  • Formación continuada.

Conclusión final

Cuando hablamos de un laboratorio de hematología veterinaria, no podemos definirlo como el lugar donde se realizan analíticas sanguíneas, ya que tienen diversas funciones importantes.

Para garantizar unos resultados fiables en las pruebas que realizan, los laboratorios tienen que seguir unos procesos y normas de calidad.

Algunos de los procesos que afectan de manera directa a los laboratorios, no dependen del propio laboratorio, sino que son procesos externos.

¿Te gustaría formarte en análisis clínicos?

Si quieres aprender más sobre analíticas sanguíneas, inscríbete a la formación de Análisis Clínicos para Auxiliares Clínicos Veterinarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
0

Deja un comentario

¿Necesitas ayuda?