https://www.auxclivet.com

Hemograma en perros y gatos

Hemograma en perros y gatos

El cuidado de las mascotas es una responsabilidad que implica atención en múltiples aspectos, entre ellos, su salud. Dentro de los procedimientos veterinarios esenciales, destaca el hemograma, una prueba fundamental para evaluar el bienestar de perros y gatos. Este análisis de sangre ofrece una visión detallada de la salud general de nuestras mascotas, permitiéndonos detectar a tiempo posibles enfermedades o condiciones.

¿Qué es un Hemograma?

El hemograma es un análisis sanguíneo en el que se estudian los elementos formes, de manera cuantitativa (cantidad de cada una de las diferentes células) y cualitativa (el comportamiento).

Este tipo de analítica sanguínea es muy frecuente en la medicina veterinaria, posiblemente la más solicitada, ya que no solo aporta información sobre patologías sanguíneas, sino que también nos indica si los diferentes sistemas están funcionando de manera correcta.

El hemograma es un análisis de sangre completo que proporciona información valiosa sobre los diferentes componentes sanguíneos. En perros y gatos, esta prueba se utiliza para evaluar la cantidad y calidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Estos datos son cruciales para diagnosticar enfermedades, condiciones de anemia, infecciones y trastornos inmunológicos, entre otros.

Importancia del Hemograma en la Salud de las Mascotas

Realizar un hemograma regularmente en perros y gatos es una práctica que contribuye significativamente a la prevención de enfermedades. Gracias a este análisis, es posible detectar tempranamente signos de problemas de salud que, de no ser tratados a tiempo, podrían convertirse en condiciones graves. Además, el hemograma ayuda a monitorear la eficacia de tratamientos en curso y a ajustarlos si es necesario.

Componentes Clave del Hemograma

El hemograma incluye varios parámetros, cada uno aportando información específica sobre la salud de la mascota:

  1. Glóbulos Rojos (Eritrocitos): Indicadores de la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. Niveles anormales pueden señalar anemia o deshidratación.
  2. Glóbulos Blancos (Leucocitos): Cruciales en la respuesta inmunológica. Su cantidad y tipo varían en presencia de infecciones, inflamación o estrés.
  3. Plaquetas: Esenciales para la coagulación sanguínea. Su conteo es vital para identificar trastornos de coagulación.

¿Qué estudia el hemograma?

Las determinaciones estudiadas en el hemograma son las siguientes:

  • Recuentos celulares: hematíes, leucocitos y plaquetas.
  • Parámetros morfológicos de tamaño y forma (índices corpusculares) de los hematíes y plaquetas.
  • Concentración sanguínea de hemoglobina.
  • Proporción de los diferentes tipos de leucocitos (fórmula leucocitaria).
  • Determinación de la velocidad de sedimentación globular.

Interpretando los Resultados del Hemograma

La interpretación de los resultados del hemograma debe ser realizada por un veterinario cualificado. Los valores normales pueden variar según la especie, raza, edad y condición física de la mascota. Un resultado fuera de lo normal no indica necesariamente una enfermedad, pero sí la necesidad de investigar más a fondo.

Una Herramienta Preventiva Vital

El hemograma es una herramienta diagnóstica esencial en la medicina veterinaria. Proporciona información detallada y valiosa que contribuye a la detección precoz de enfermedades y al manejo eficaz de la salud de perros y gatos. Como dueños responsables, es fundamental incorporar esta prueba como parte del cuidado regular de nuestras mascotas, asegurando así su bienestar y calidad de vida.

El hemograma se usa en las siguientes situaciones:

  • Chequeos y revisiones periódicas rutinarias.
  • Cirugías
  • Embarazos
  • Evolución de enfermedades crónicas, sobre todo renales (Insuficiencia Renal Crónica – IRC)
  • Síntomas de diversas patologías:
    • Enfermedades hematológicas: fatiga, pérdida de peso, debilidad, hematomas, hemorragias…
    • Enfermedades infecciosas: fiebre, dolores, dificultad respiratoria, diarreas, vómitos…
  • Sospecha de enfermedades neoplásicas
    • Seguimiento de los tratamientos con medicamentos, quimioterapia y radioterapia.

El cuidado de la salud de nuestras mascotas es una prioridad que no podemos descuidar. El hemograma representa una medida preventiva y diagnóstica que aporta tranquilidad y seguridad en el manejo de la salud de nuestros fieles compañeros. Recordemos siempre que un animal sano es un animal feliz, y es nuestro deber como dueños proporcionarles el mejor cuidado posible.

¿Cómo se hace el hemograma?

Realizar un hemograma es un proceso detallado y preciso que requiere una muestra de sangre entera de la mascota. Para empezar, se extrae una cantidad adecuada de sangre y se almacena en un tubo especial. Existen principalmente dos tipos de tubos utilizados para este fin: los tubos con EDTA, que suelen ser de color morado, rosa o rojo, y los tubos con heparina, generalmente de color verde.

La precisión en el volumen de la muestra es crucial. Es esencial llenar el tubo hasta la marca indicada, ni más ni menos. Un exceso de sangre en el tubo puede llevar a una proporción insuficiente de anticoagulante, resultando en la formación de coágulos. Estos coágulos pueden afectar significativamente la precisión de los resultados del hemograma, ya que impiden una correcta evaluación de los componentes sanguíneos.

Por otro lado, si la muestra de sangre es insuficiente, el exceso de anticoagulante en el tubo puede provocar alteraciones en la morfología celular. Estas alteraciones pueden dar lugar a resultados analíticos erróneos, dificultando el diagnóstico preciso de las condiciones de salud de la mascota.

Una vez que la muestra de sangre se ha recolectado de manera adecuada, se procede con el análisis en el laboratorio. El hemograma evalúa varios parámetros clave, incluyendo el conteo y la calidad de los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas. Estos datos son esenciales para detectar una amplia gama de enfermedades y condiciones de salud en perros y gatos, como anemias, infecciones, y trastornos de coagulación, entre otros.

La correcta recolección y manipulación de la muestra de sangre son pasos fundamentales en la realización de un hemograma. Estos aseguran que los resultados obtenidos sean fiables y útiles para el diagnóstico y el seguimiento de la salud de nuestras mascotas.

Suscríbete para estar informado de todas las novedades

Picture of Redacción AuxCliVet Formación
Redacción AuxCliVet Formación

Deja una respuesta

NEWSLETTER ACV
¿Eres Auxiliar Técnico Veterinario? ¡Suscríbete a nuestra newsletter y mantente al día con las últimas novedades y consejos en enfermería veterinaria!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×
×