https://www.auxclivet.com

Leucocitos o Glóbulos Blancos

Leucocitos o Glóbulos Blancos

Los leucocitos, también conocidos como glóbulos blancos, son células cruciales en el sistema inmunológico de los animales. Su rol principal es defender al organismo de amenazas tanto externas como internas, tales como microorganismos, células infectadas y elementos foráneos.

Estas células pueden combatir estas amenazas, ya sea interactuando directamente con el invasor o mediante la liberación de sustancias que modulan la respuesta inmune, como los anticuerpos y las interleucinas.

Una habilidad notable de los leucocitos es su movilidad; circulan por la sangre y se desplazan hacia las áreas donde son necesarios. También pueden abandonar el sistema circulatorio e ingresar a los tejidos para combatir infecciones o inflamaciones en los sitios específicos.

En la clínica veterinaria, es importante clasificar los leucocitos en dos grandes grupos basados en sus características físicas y funcionales:

Leucocitos polimorfonucleares o granulocitos:

Incluyen a neutrófilos, eosinófilos y basófilos. Estos se distinguen por tener un núcleo segmentado y granulaciones en su citoplasma que contienen enzimas y sustancias químicas fundamentales para la respuesta inmunitaria. Cada tipo de granulocito desempeña un papel específico:

  • Neutrófilos: Son los más numerosos y los primeros en actuar ante una infección, encargados de fagocitar patógenos.
  • Eosinófilos: Se involucran principalmente en respuestas a infecciones parasitarias y en alergias.
  • Basófilos: Son menos comunes y participan en las reacciones alérgicas liberando histamina y otras sustancias que promueven la inflamación.

Leucocitos monomorfonucleares o agranulocitos:

Comprenden a los linfocitos y monocitos, caracterizados por tener un núcleo uniforme y carecer de granulaciones específicas. Son esenciales en la inmunidad adaptativa y la modulación de la respuesta inmune:

  • Linfocitos: Se dividen en linfocitos T, que median la respuesta inmunitaria celular, y linfocitos B, responsables de producir anticuerpos. También incluyen a los linfocitos NK, especializados en destruir células tumorales o infectadas.
  • Monocitos: Al entrar en los tejidos se transforman en macrófagos o células dendríticas, desempeñando funciones de fagocitosis y presentación de antígenos, respectivamente.

La diversidad y especificidad de los leucocitos son vitales para que el organismo de los animales desarrolle una respuesta inmune efectiva y se adapte a distintas amenazas, garantizando su bienestar y salud. Este conocimiento es fundamental para los auxiliares clínicos veterinarios, ya que les permite comprender mejor cómo actuar ante diversas condiciones patológicas y cómo interpretar los análisis de sangre que reflejan la actividad inmunitaria del paciente.

Si quieres aprender más sobre las diferentes células sanguíneas, no dudes en inscribirte a nuestra formación de Analíticas Sanguíneas, donde podrás aprender más en profundidad sobre este y muchos otros temas.

Suscríbete para estar informado de todas las novedades

Picture of Redacción AuxCliVet Formación
Redacción AuxCliVet Formación

Deja una respuesta

NEWSLETTER ACV
¿Eres Auxiliar Técnico Veterinario? ¡Suscríbete a nuestra newsletter y mantente al día con las últimas novedades y consejos en enfermería veterinaria!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×
×